Comunicado a la opinión pública

El día viernes 1 de febrero de 2019, se cerró el proceso penal que afrontaron los señores Jhon Rafael Garzón y Julián Alberto Gutiérrez, por corrupción y constreñimiento al sufragante; donde se afectó mi reputación y mi campaña política.

Los arriba mencionados realizaron un preacuerdo con la Fiscalía y presentaron la reparación inmaterial por el daño al buen nombre del que fui objeto junto con el partido Centro Democrático; también aclararon al juez y a la Fiscalía que los actos desplegados fueron realizados en uso indebido e inconsulto de mi nombre; por lo que presentaron un pedido de perdón.

La Fiscalía logró identificar y establecer que el pago realizado a unas profesoras se presentó en una campaña paralela, distinta a la mía, de un candidato del partido conservador; así ha quedado claro al interior del proceso y también en medios de comunicación.

Por estos hechos y por los señalamientos que se me hicieron durante la investigación, desafortunadamente hoy soy víctima nuevamente de quienes usan las redes sociales como instrumento de matoneo mediático con fines políticos, para dañar el buen nombre de las personas y su trayectoria, por considerarlos sus “enemigos” y lograr minar la credibilidad a través del desprestigio.

Estas actuaciones las pondré en conocimiento de las autoridades, en vista de que se vulnera y pone en peligro mi integridad y la de mi familia.

Mi vida pública y privada ha sido siempre la misma, desde que pasé del universo académico a la empresa privada y de allí a la labor social, beneficiando a las familias más necesitadas, por mi interés y deseo permanente de un país mejor; previo al ejercicio de la contienda política.

Seguiré llamando “las cosas como son” y defendiendo con firmeza las convicciones que identifican mis posturas y doctrina.

Los debates se hacen con altura y no con mentiras. Menos retorciendo la verdad y poniendo en duda las decisiones judiciales.

Bogotá DC, 13 de abril de 2019.

(FIN)

Volver arriba