Un hombre inocente

“La bofetada fue tan fuerte, que solo he podido recobrarme de ella al cabo de trece años. En efecto, no era un guantazo corriente, y para dármelo se esmeraron al máximo…”¹. La tragedia que trae consigo una condena injusta, le tocó ésta vez a un hombre que vio cómo su futuro...

Volver arriba