Regreso al pasado

El soldado Camilo Andrés Martínez murió el pasado 26 de febrero en una lucha que parece interminable. Estaba acompañando la misión de erradicadores de cultivos ilícitos, en la zona del Cañón de Iglesias, en Tarazá -Bajo Cauca antioqueño-; cuando explotó una mina antipersona que también dejó heridos a un compañero suyo...

Volver arriba