María Fernanda Cabal responde al senador Patrick Leahy

«Hacer un llamado a la ética profesional y al rigor periodístico no es atentar contra la libertad de prensa, le recordó la senadora del Centro Democrático al legislador demócrata».

En carta abierta al senador demócrata Patrick Leahy, la senadora del Centro Democrático, María Fernanda Cabal, reaccionó ante la comunicación enviada por el legislador de Estados Unidos al Gobierno Nacional, a raíz de los cuestionamientos de Cabal al artículo del periodista Nicholas Casey, publicado en el diario The New York Times, en el cual sugirió tendenciosamente que se estaría reviviendo la figura de los “falsos positivos” como alta directriz en el Ejército Nacional.

Con el argumento de que “la libertad de prensa es vital en cualquier sociedad democrática, y es responsabilidad solemne de los funcionarios del gobierno defenderla”, el senador Leahy pretende que prospere una denuncia en contra de su homóloga en Colombia, la senadora Cabal, quien le recordó que tal pretensión vulnera el principio elemental de separación de poderes, pues el Gobierno no puede intervenir en el actuar del Congreso y, mucho menos, censurar o judicializar sus opiniones.

La senadora colombiana fue enfática en que “Hacer un llamado a la ética profesional y al rigor periodístico jamás será atentar contra la libertad de prensa, que es un derecho fundamental pero no absoluto”. Existen límites –añadió– y, en este caso, el artículo de Casey fue “tendencioso, desequilibrado y carente de veracidad, al distorsionar la información de sus fuentes  y, por esa vía, convertir una Directiva del Comandante del Ejército en una presunta orden criminal; algo totalmente apartado de la realidad y fuera de contexto.

Para María Fernanda Cabal, el periodista presentó ante el mundo una imagen deformada de nuestro Ejército Nacional, lesionando  el buen nombre de la institución y vulnerando las garantías judiciales de sus más de 225 mil miembros, “quienes tienen la responsabilidad de enfrentar diariamente la barbarie de grupos armados ilegales, respetando, por supuesto, el Derecho Internacional Humanitario”.

“Ellos –concluyó la senadora–, han sido por décadas ejemplo de entrega y abnegado sacrificio para defendernos a todos los colombianos. Por ello, a pesar de las presiones y acusaciones, incluidas las que llegan del exterior, reitero mi compromiso con los héroes de Colombia”. Al tiempo que resaltó el papel de la prensa libre y seria, fue tajante  en que “No podemos permitir que sean estigmatizados por un periodismo tendencioso y falaz”.

Volver arriba