Maduro es cómplice del ataque a la Brigada 30 del Ejército

El ataque con carro bomba al cantón militar San Jorge, en Cúcuta, es un hecho que reviste suma gravedad, puesto que se trata del lugar desde donde se coordinan todas las operaciones militares contra el ELN y las disidencias de las Farc para la zona del Catatumbo.

Por ese mismo motivo, los principales sospechosos del atentado son precisamente esos dos grupos terroristas, que planifican sus acciones desde Venezuela, con el financiamiento y la protección política del régimen de Nicolás Maduro.

Si no contasen con ese apoyo y si no tuviesen una zona segura a donde replegarse luego de cometer sus fechorías en Colombia, el ELN y las disidencias de las Farc no podrían ejecutar sus actos terroristas con tanta facilidad.

Maduro no solo es cómplice de los grupos terroristas colombianos, sino también de las células guerrilleras urbanas que han vandalizado nuestro país en las recientes movilizaciones populares. Hay múltiples evidencias de la participación de chavistas en las protestas y del dinero proveniente de Venezuela para financiarlas.

En resumen, para derrotar al narcoterrorismo, urge tomar medidas con el fin de evitar que Venezuela siga siendo un paraíso de las Farc y del ELN, y un centro de financiación de la desestabilización regional.

María Fernanda Cabal.
Senadora de la República de Colombia.

Volver arriba